FANDOM


Maxresdefault (1)

Hagk-a... se dice que las Sombras cuidan el bosque.

Los bosques de Hagk-a, situados en el archipiélago volcánico de Jruanyo(jhruáñiio) son un lugar único en el mundo donde crecen los árboles Hagk-a y Hag-keis, unos inmensos árboles rojos tremendamente resistentes y peligrosos. No se sabe el porqué, pero jamas una sola semilla ha logrado germinar fuera de estas islas, ni de hagk-as ni de hagk-eis, ni siquiera con magia.

Está considerado como uno de los ambientes naturales más bellos de todo el continente, no sólo por su belleza natural sino también por el sonido del viento que sopla a través del bosque de hagk-as,los árboles que le dan nombre a sus bosques. El Sonido del viento en el bosque de hagk-as se dice que es uno los “cien sonidos”.

Flora Editar

Más de 50 variedades de hagk-as crecen a lo largo y ancho de este bosque, con algunos ejemplares que pueden alcanzar los 20 metros de altura. En general estos árboles son finos y blancuzcos, de ramas largas y delgadas colgantes, al igual que los sauces llorones. Los árboles se agrupan en sectores bien definidos, siempre alrededor de entre tres y seis hagk-eis; en este bosque toda la flora es rojiza y la fauna obviamente tiende a tener tonos acordes.

509788-bigthumbnail

Hagk-as espaciados y senda de grajo. Esto se da en las zonas cercanas al volcán donde la tierra no es tan fertil.

Por demás el suelo suele estar cubierto de hilos de enredadera entre la que destaca la enredadera Kij, la cual se camufla inofensivamente entre el resto hasta que una presa pasa y se le enreda en sus pantorrillas, clavándole largas y finas espinas por las que drena la sangre de su victima mientras se sigue enredando en otras partes del cuerpo.

También destacan los hongos gigantes que crecen sujetos entre las copas de varios hagk-as por donde crecen enredaderas formando puentes perfectos para los lémures rojos o las ardillas-murcielago. Y los nenúfares del aire que sujetos apenas por enredaderas flotan por encima de las copas siendo nido para estos animales en su interior hueco.

Hagk-ei Editar

Los bosques sectorizados de hagk-as se pueden decir que son bosques de bosques por su particular característica de organización. El Hagk-ei es una variedad de hagk-a caníbal de mayor tamaño, de exactamente 15,723 metros, pero con el tronco del grosor de una torre y color variante en la gama del rojo. Estos árboles son centros neurálgicos que crean, dominan y luchan contra otros de su misma especie por una comunidad arbórea hasta donde logra hacer su trama de raíces para devorar y no ser devorados.

Solamente los hagk-eis tienen la capacidad fotosintética y a través de sus raíces le dan la energía para vivir a los hagk-as; a cambio, éstos los defienden de otros hagk-eis y toman una leve inclinación hacia ellos formando "círculos de influencia". Por este motivo es tan fácil perderse en uno de estos bosques puesto que los arboles crecen en círculos mas o menos concéntricos y claramente se nota la diferencia entre zonas de influencia con arboles hacia un lado u otro.

Magic-tree-1354236689 b

Hagk-ei en crecimiento.

Estos árboles, de una inteligencia rudimentaria, buscan extender su rango de influencia arbórea para evitar ser comidos por otros. Bajo tierra se extiende una feroz y lenta guerra de raíces, que se asfixian entre sí y penetran en los hagk-as adoptándolos para uno u otro. Una vez que un hagk-ei pierde todo su radio de influencia es porque otro de los suyos le ganó terreno y automáticamente mete sus raíces hasta su duramen expandandiéndolas lentamente, en un proceso que dura unos 2 años aproximadamente, hasta que el árbol víctima literalmente explota por la presión ejercida. Cuando esto sucede, el árbol arroja su savia ardiente en un radio de unos 100 metros, cosa que mata cualquier criatura viviente formando claros enormes en medio de estos bosques.

Los hagk-eis, a pesar de pueden parecer similares o incluso idénticos, son únicos, al igual que humanos tienen sus huellas digitales, estos arboles tienen un tonalidad única e irrepetible. Las hojas rojizas de los árboles a quienes influencia toman esa tonalidad única hasta ser parte de otro.

Cuando se aproxima una erupción todos los hagk-as se inclinan hacia el centro donde se vaya a producir, por eso dicen los marinos que navegan estas costas casi deshabitadas que es el hogar de los dioses.

Fauna Editar

La fauna de estos bosque tiende a se pequeña y de las tonalidades rojas o blancas del bosque. Sin embargo hay tres criaturas de importante tamaño:



La pantera blanca o belialEditar

Belial

Belial

Es una bestia del tamaño de un dogo de pelaje blanco con lineas irregulares rojizas o negras. Acecha por los bosques con un camuflaje que resulta letalmente hermoso. No tienen un territorio fijo, su paso se va moviendo por las zonas de frontera de influencias arbóreas, ya que es donde suele haber menos presas pero más enredaderas Kij, que no la atacan y le sirven de fuente de alimentos, ya que la sangre corre siempre por ellas. De carácter hosco y solitario, sólo en época de apareamiento una vez cada 3 años muda el pelo por el gris ceniza y busca pareja en las laderas de los volcanes, formando ahí su cubil y poniendo sus huevos en las antiguas fumarolas. Durante los 5 siguientes años la hembra cuidará el cubil y el macho conseguirá la comida hasta que las crías sean adultas y puedan salir.

OwiyalEditar

EUnWQvA

owiyal en cautiverio

El owiyal es un familiar cercano de los ururmeros pero de menor porte, los mayores apenas alcanzan el metro diez en su cruz. Su cuerpo se ha hecho mas esbelto y ágil con el tiempo, puesto que habitan en zonas boscosas y necesitan una mayor movilidad. Viven en manadas de no mas de 12 miembros ya que seria imposible que se alimentarán de a mayores grupos. Sin embargo las manadas comparten territorios y tienen un comportamiento lo suficientemente gregario como para darle los restos a otras manadas, generalmente las que tienen potrancas. Su unión los protege de las panteras blancas y los grajos

El grajolEditar

Este mamífero de escasa visión, gran porte y sin pelo, de más de una tonelada de peso y paso lento y estruendoso habita en las fumarolas activas de los volcanes. Son extremadamente celosos de su territorio, violentos y solitarios. Son hermafroditas por lo que ni siquiera necesitan relacionarse entre ellos ya que en cada ciclo reproductivo (cada 5 años) ponen 50 pequeños huevos, de los cuales en los siguientes 10 años de su crianza, tras su nacimiento, con suerte sobrevivirán apenas uno o dos antes de independizarse de su madre. Las crías luchan entre sí a lo largo de los años, formando primero grupos medianamente grandes y cada vez menores a medida que se va reduciendo el numero, hasta que sólo quedan individuos aislados. Para evitar que el grupo mayor masacre a los menores, el grajol crea dos cámaras separadas para que vivan hasta su madurez.

Stid-cla-03

Grajo frena su embestida ante una Sombra

Pobre del mayor que se atreva a cruzar la barrera invisible, porque la madre/padre se ensañará con él y lo dejará malherido en la ladera para que alguien más se lo coma. Son seres nocturnos que se guían por el olfato y el sonido, pueden aguardar hasta 5 días en una misma posición, sin emitir ni un ruido, aguardando el momento perfecto para atacar.

MinifaunaEditar

Entre las criaturas de menor tamaño se encuentran los: 

  • lémures rojos o lioi que suelen perforar los hongos en las copas de las arboles habitándolos en familias numerosas que corren entre los arboles llenando el bosque de chillidos.
  • Las ardillas-murciélago o ietei son ardillas voladoras solitarias que comparten territorio con otras muchas sin relacionarse. Saltan de árbol en árbol, planeando hasta caer sobre algún ser desprevenido, e hincándole el diente y succionándole la sangre.
  • En los acantilados que rodean al archipiélago los nidos de gaviotas se amontonan y cubren de ocre con su mierda las paredes de rocas bañadas por la espuma del mar.

RumoresEditar

Son muchos los aventureros que se acercan a este lugar, unos para saquear sus riquezas naturales, ya que la madera hagK-a es sumamente preciada por su flexibilidad y resistencia y de sus hojas se extrae un valioso pigmento; otros para cazar; y algunos, los menos, para refugiarse del mundo en paz tras la cortina de arboles que rodea los volcanes.

Sin embargo la mayoría de expediciones no ha vuelto y los pocos que lo han logrado ha sido estando locos según
Nibiru village

¿Acaso es una de las fortalezas vivas o es un monasterio?

dicen porque las palabras del bosque penetran hasta lo mas hondo de la mente. Según dicen el bosque cuida lo suyo. Según otros, seres de sombras habitan en el y son sus guardianes. Se dice que en lo mas profundo de sus bosque se alzan fortalezas vivas hechas con la sangre que las enredaderas Kij chupan de sus victimas.

Se comenta que grupos de sacerdotes o monjes viven recluidos en estos desperdigados por algunos claros, donde han construido monasterios de gran bellez y riqueza, en armonia con el bosque y sus seres. 

La leyenda dice que en cada isla hay al menos una caverna por la que entrar desde el mar a una cueva con pasadizos volcánicos que las conectan bajo tierra escondiendo horrores, bellezas y tesoros. Los marineros de ese mar dicen que ese es el hogar de los dioses, el primer mundo. El mundo del que nació Fralia.

Al principio solo estaba Jruanyo y cuando los dioses se aburrieron crearon todo lo que existe hoy. El día que un árbol divino crezca en una nueva tierra anunciará el fin de todo, ya que crecerá por todas las tierras extendiendo sus brazos, y con ello llegarán sus hijos y luego las enredaderas Kij chuparán toda la sangre del suelo formando una gran fortaleza viva de sangre desde las que los dioses destruirán a los demás dioses.

Los Cien Sonidos: El sonido de Hagk-aEditar

El Sonido del Hagk-a Neshagk (Sonido del árbol blanco) se produce en ciertas partes de los bosques. Originándose en las laderas de los volcanes, una casi imperceptible niebla amarilla cae rasante por el piso arrastrada por el viento. Y al introducirse en el bosque un murmullo grave carrasposo recorre los bosques como si fueran palabras entrecortadas por una pesada respiración. En un principio, los pocos que se aventuran en el bosque no se percatan. Pero a medida que la niebla sigue su marcha de a poco va haciendo consciente a las gentes, que sienten que algo les están diciendo. Entonces en el momento en que se percatan de ello y tratan de prestarle atención escuchándola dejan de oírla y pasa a ser el ulular del viento entre las ramas.

Pero hay alguien que escuchó al bosque hablar. Hoy habita en el cráter de Rajk-a , el extraño volcán mas alto de las islas.

T'ai "El Renegado", príncipe del pequeño reino de Magnolia, que tras escuchar El Sonido del bosque renunció a todo lo suyo para refugiarse como ermitaño alejado del mundo. Nadie sabe qué le dijo la naturaleza, pero según los rumores adquirió la posibilidad de ver el futuro. Por esto muchos locos desesperados o ricos y poderosos se han ido o aventurado a sus representantes, los cuales pocas veces han vuelto... lo pocos que lo han logrado ha sido fuera de sus cabales. Pero se dice que un hombre una vez naufragó en sus costas y el mismo T'ai lo rescató y curó sus heridas para darle un cometido. Hoy ese hombre vaga por Fralia. La mayoría lo considera loco. Todos lo consideran un pobre vagabundo sin futuro. Pero quizá algo se oculte detrás...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.